Las 5 claves sobre UX que necesitas saber

Esto es lo que necesitas saber para entender mejor el papel del diseño de experiencias de usuario y evitar discusiones basadas en opiniones personales y suposiciones que no llevan a ningún lugar.

5 min
Comparte f in
Comparte f in

Cuando alguien solo habla de la interfaz o del negocio sin tener en cuenta el usuario podemos empezar a sospechar que no ha habido un proceso UX. Este proceso implica encontrar, conocer, entender y empatizar con usuarios reales para canalizar, interpretar y materializar soluciones que acaben con todas sus frustraciones y cumplan con sus expectativas.

Por este motivo, en este artículo explico 5 puntos que todos los implicados en proyectos de creación u optimización como diseñadores UX o clientes deben tener claros para estar alineados.

  1. El diseño UX no es solo un paso
  2. Tú no eres un usuario representativo
  3. Que una solución funcione también depende del contexto
  4. Más funcionalidades no van a mejorar la experiencia
  5. No des por supuesto todo lo que entiendas como “lógico”

1. El diseño UX no es solo un paso

Mucha gente piensa que el diseño de experiencias de usuario se limita a hacer wireframes para explicar cómo van a ser las pantallas de un producto digital. Sin embargo, el diseño UX es un proceso mucho más amplio que afecta a todo el ciclo de vida de un proyecto o negocio, y que conlleva estar en contacto con los usuarios.

El diseño UX empieza entendiendo el modelo de negocio, haciendo research con usuarios y entendiendo cómo el servicio puede impactar de forma significante en la vida de los usuarios. Más adelante la UX no terminará con un diseño visual, también se trata de ver los resultados en tests, hacer un seguimiento del desarrollo e ir iterando el proceso de forma continua.

Proceso iterativo de UX

Links para profundizar en este punto:

2. Tú no eres un usuario representativo

Cuando estamos tomando decisiones no hay que pensar en lo que harías o necesitas tú como usuario. Estamos diseñando para usuarios que debemos conocer, y es muy probable que sus hábitos diarios, sus habilidades digitales y sus necesidades no se parezcan en nada a las de alguien que está relacionado con el proyecto.

Igual que el usuario no puede hacer de diseñador, el diseñador no puede hacer de usuario.

También deberíamos evitar incluir como participantes de dinámicas a personas relacionadas con el proyecto, ya que lo más probable es que lleven unos sesgos definidos por su relación con el producto.

Ser experto te puede ayudar a encontrar problemas de usabilidad importantes, pero no hace que puedas prescindir de los usuarios reales. Aportar valor a los usuarios requiere Research. Para entender el “qué” sobretodo investigaremos con datos cuantitativos pero para entender el “por qué” serán básicas las dinámicas cualitativas con usuarios con técnicas como entrevistas con usuarios, tests, focus group, shadowing…

Egocentrimo fuera Ego, seamos centric

Links para profundizar en este punto:

3. Que una solución funcione también depende del contexto

Es normal fijarnos en qué están haciendo las organizaciones más exitosas. Al final, algo tienen que estar haciendo bien para tener éxito. Pero copiar un diseño de una empresa reconocida no es siempre una receta para tu propio éxito.

Primero de todo, la experiencia de usuario depende mucho del contexto, lo cual incluye factores como la marca, la cuota de mercado, modelo de negocio, sector y sobretodo los usuarios.

Habrá algunas cosas que no se vean afectadas por estos factores, pero muchas otras dependerán de los casos específicos.

Otro motivo por el que no tenemos que simplemente copiar soluciones de grandes empresas es porque estas también pueden cometer errores, y puede que estemos copiando algo que en realidad no funciona tan bien como parece. O simplemente han lanzado algo que están probando y en su continuo proceso van a corregir más adelante si no funcionara.

No está mal que miremos referentes, es una buena forma de abrir nuevas posibilidades y combinarlas para llegar a una solución única que funcione en nuestro producto. Sin embargo, hay que considerar si realmente encajan en tu contexto y testear para asegurarnos que funcionan como se espera en nuestro producto o servicio.

Links para profundizar en este punto:

4. Más funcionalidades no van a mejorar la experiencia

Tener diferentes opciones está considerado algo bueno. Estamos acostumbrados a las decisiones y valoramos poder tener el control.

Sin embargo, cuantas más opciones tiene un producto o servicio, más difícil es entender su interfaz. Hay estudios demuestran que tener demasiadas opciones suele llevar a la parálisis de la decisión y a la frustración. Como regla general, la gente solo quieren muchas funcionalidades antes de empezar a usar el producto. En el momento de usarlo, la solución más simple que cumple con sus expectativas es la que conlleva mayor satisfacción.

Matriz de satisfacción / Featuritis

Links para profundizar en este punto:

5. No des por supuesto todo lo que entiendas como “lógico”

Hay conceptos simples que se usan de forma generalizada para asumir comportamientos lógicos del usuario, que no siempre se van a dar de esa forma. Por ejemplo, cuando se asume sin investigación previa que “el usuario va a leer ese texto explicativo” o cuando se requiere que toda la información esté below the fold porque “el usuario no va a hacer scroll down”.

En el primero de los casos mencionados anteriormente no tenemos el contexto de uso ni conocemos al usuario, si tiene mucha prisa es posible que no lea nada y simplemente busque lo que necesita pasando la vista de forma rápida por la pantalla, que lea el texto también puede depender del diseño y para ser más leíble debería estar con palabras destacadas, con cabeceras impactantes, ser párrafos cortos, contener listas fáciles de seguir…

Para la segunda afirmación, habría que destacar que probablemente hace una década algunos usuarios no conocieran el gesto de scroll, pero en la actualidad es algo habitual, de hecho en muchos casos será más probable el scroll por una sola pantalla que la navegación entre pantallas.

Para confirmar cada una de las hipótesis, lo mejor que se puede hacer es investigar con usuarios. En el primer caso, por ejemplo, con tests moderados y en el segundo caso podría ser con tests o con herramientas de análisis cuantitativo.

Links para profundizar en este punto:

Conclusión

Espero que estas claves te puedan servir para entender mejor el diseño UX y que esto contribuya al éxito del proyecto.

Si necesitas ayuda con tu proyecto puedes contar con nuestros servicios, te podemos acompañar durante cada una de las fases desde el research inicial hasta hacer realidad tu producto digital.

5 min
Comparte f in
Comparte f in